¿Cómo crear personajes literarios?

Galería

¡Buenas y santas!

Construir personajes literarios no suele nada fácil. Existen de todo tipo: bueno, malo feo, etc. ¿Pero cómo se construyen? Les traigo una perspectiva diferente, teniendo como eje al escritor. Lo clasificaremos en tres niveles:

ideas-para-escribir-una-novela

 

#1: escritor superior al personaje

Eres superior a tus personajes y les manejas como a títeres.

Conoces a la perfección sus pensamientos, sentimientos y reacciones.

Esta relación te sirve para crear:

  • Protagonistas simplesy personajes principales en historias cómicas y divertimentos sin muchas pretensiones.
  • Secundarios graciosos: todos sabemos quiénes son… ¡y a todos nos encantan!
  • Personajes curiosos ocómicos: sin peso en la historia pero que dan una pincelada de color en algún pasaje neutro
  • Personajes “besugo”: personajes con nula identidad y peso, que sólo aparecen en la historia para revelar una información que sí es determinante para los acontecimientos (forense, periodista, detective…) En algunos casos estos tipos de personaje también pueden estar en un nivel #3 que veremos en el último apartado.

Tener en cuenta: para no caer en estereotipos previsibles, identifica una cualidad positiva y un defecto de estos tipos de personaje y ¡dales la vuelta! Convierte su defecto en algo simpático y su virtud en algo grotesco. Es rápido, simple y eficaz.

No debes gastar mucha energía ni tiempo en su diseño, pero esfuérzate en otorgarles, al menos, su minuto de gloria. Encaríñate mucho con tus personajes por insignificantes que sean porque…

«El tratamiento de los diferentes tipos de personajes literarios puede marcar la diferencia entre una buena historia y una GRAN HISTORIA»

#2: escritor al mismo nivel que el personaje

Le conoces bien, sabes cómo piensa, cómo actúa, puedes prever su comportamiento, aunque a veces la situación se te va de las manos y te sorprende con una frase especialmente ingeniosa o una acción valiente (o cobarde) más allá de la esperada.

Vas a estar a cada momento preguntándote “¿actuaría YO así en una situación real? ¿Diría YO realmente esto y de esta manera?”

Al pertenecer a los tipos de personaje más parecidos a tu propia psicología, será lo más habitual que te relaciones a este nivel con la gran mayoría de ellos.

En especial con tus personajes principales.

«Cuanto más potentes y auténticos sean los conflictos internos en estos personajes, más potente, auténtica y eficaz será la historia»

Excelente nivel de relación para construir:

  • Protagonistas: estudia y aprende a fondo sus mejores cualidades y sus peores defectos. A la hora de diseñarlos escribe su autobiografíacon lujo de detalles, aunque después no vayas a utilizarlos todos en la historia.
  • Ayudantes útiles y fuertes: no sólo acompañarán a los personajes principales, también les salvarán la vida y/o les ayudarán a crecer. Conócelos bien.
  • Parejas sentimentales: indispensables en casi cualquier historia. Pueden comenzar incluso siendo antagonistas o personajesobstáculo. Su relación con el protagonista debería estar al mismo nivel o superior, no es recomendable que esté a un nivel inferior.
  • Antagonistas poderosos: tal vez no para los ayudantes del antagonista, pero al enemigo o rival directo de tu personaje principal debes conocerle al detalle y estar a su mismo nivel como mínimo.
  • Secundarios de peso: es bueno contar con algunos personajes secundarios con cierta entidad.

Tener en cuenta: Que los enemigos no sólo estén al mismo nivel, sino que al poseer más y mejor información, o bien posición social, o bien recursos tecnológicos, económicos o todo ello a la vez, superen siempre al protagonista. El mérito al vencer siempre será mayor.

Algo muy positivo de estos personajes es que pueden ayudarte a profundizar mejor en ti mismo: al ponerles en situaciones que no se suelen dar en la vida real, puedes intuir cómo reaccionarías tú mismo.

También suelen ser personajes frescos, en el sentido de que al ser cercanos a ti y tu forma de pensar, sentir, hablar y comportarte, siempre tendrán ese componente de cercanía y naturalidad. Invierte tiempo en su creación. Vale la pena porque junto a la frescura que respiran y algo de dedicación, tienes en las manos a personajes con fuerza y posibilidades de empatizar muy bien  con tus lectores.

Merecen una ficha completa con foto y todo, aunque sean personajes secundarios o poco relevantes.

NO CAIGAS EN LA TRAMPA DE PONER A TODOS LOS PERSONAJES A TU MISMO NIVEL PSICOLÓGICO

#3: escritor a un nivel inferior al personaje

Tal vez necesites crear a un ser complejo que NO se comporta, ni reacciona, ni piensa como lo haces tú.

Personajes con un nivel de inquietudes, traumas, complejos o, al contrario, virtudes y cualidades que no van contigo… o al menos, no has descubierto aún.

Puedes pensar que no vas a escribir sobre personajes que no conozcas a fondo o no seas capaz de desarrollar.

Pues, al contrario de lo que dicen algunos por ahí, esto es muy sano para ti como persona y mejor todavía como escritor.

«Atrévete a desarrollar tipos de personajes literarios que están por encima de tu nivel de comprensión»

En primer lugar eso le dará una nueva dimensión a tu obra.

Tus personajes no sólo serán magnéticos: vivirán su propia vida.

Te conducirán por caminos desconocidos y ensancharán los horizontes de tu historia.

Reaccionarán según su propia personalidad, no según la tuya.

En segundo lugar, es posible que ellos te muestren algo de ti.

El trabajar con personajes por encima del propio nivel de comprensión, puede estimular o despertar partes desconocidas de tu propia personalidad.

Al contrario de lo que pueda parecerte en un principio, no reserves este tipo de personajes para tu protagonista.

Úsalos como antagonistas potentes y parejas sentimentales con fuerza, entidad y protagonismo.

Tener en cuenta: apuesta fuerte con los retos de tu protagonista. Además de ser capaz de superar mayores obstáculos cuando el enemigo es más poderoso, será digno de admiración si conquista a una pareja que en primera instancia también está por encima de su nivel.

También son útiles estos tipos de personaje a la hora de las apariciones estelares de “personajes besugo”.

Puede que necesites diseñar a un doctor en neurocirugía, al dueño de una gran corporación de nanotecnología o al presidente de un país con poder para desencadenar una guerra atómica. Como es posible que no seas neurocirujano o no tengas acceso a una maquinaria militar de capacidad nuclear, deberías investigar y adivinar cómo piensan, sienten y hablan estos personajes.

Y también al contrario de lo que pueda parecer, no inviertas demasiado tiempo en crearlos o comprenderlos.

 

Fuente:Oficio de escritor
Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s