Los 10 libros más significativo del 2016

Galería

¡Buenas y santas!

Listado de los 10 libros más significativo del 2016 (no quiere decir que sean los mejores), según The New York Times.

top-ten

1. La España vacía, Sergio del Molino (Turner, 292 páginas).

Tras lograr el aplauso de crítica y público con la novela La hora violeta, Sergio del Molino (Madrid, 1972) vuelve al ensayo con La España vacía, viaje biográfico, histórico y sentimental por un país deshabitado y casi desconocido que vive dentro del nuestro. Del Molino, seleccionado en 2013 por El Cultural como uno de los doce escritores españoles con más proyección, analiza la huella imborrable que el éxodo masivo que en solo veinte años, entre 1950 y 1970, vació el campo español ha dejado en el carácter de nuestra sociedad. Y lo hace recorriendo los pueblos de ese país vacío y recordando la literatura, el cine y la historia que los relatan.

2. Patria, Fernando Aramburu (Tusquets, 648 páginas).

Fernando Aramburu recrea en Patria más de treinta años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo etarra, tema que el escritor donostiarra ya había abordado en la novela Años lentos y en el libro de cuentos Los peces de la amargura. Todo arranca el día en que ETA anuncia el abandono de las armas y Bittori le cuenta a la tumba de su marido, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? Patria nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

3. Manual para mujeres de la limpieza, Lucia Berlin (Alfaguara, 432 páginas).lucia-berlin-manual-para-mujeres-de-la-limpieza

Que una escritora del calibre de Lucia Berlin (1936-2004) fuera casi una desconocida hasta la fecha es un misterio insondable. Sus historias se inspiran en sus propios recuerdos: su infancia en distintas poblaciones mineras de Idaho, Kentucky y Montana, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile, sus estancias en El Paso, Nueva York, México o California, sus tres matrimonios fallidos, su alcoholismo o los distintos puestos de trabajo que desempeñó para poder mantener a sus cuatro hijos (enfermera, telefonista, limpiadora o profesora de escritura en distintas universidades y en una cárcel). Las mujeres de Berlin ríen, lloran, aman y beben: sobreviven.

4. El amor del revés, Luisgé Martín (Anagrama, 280 páginas).

El amor del revés es la autobiografía sentimental de un muchacho que, al llegar a la adolescencia, descubre que su corazón está podrido por una “enfermedad maligna”: la homosexualidad. Pero también es la historia de un camino de perfección que trata de poner al descubierto la intimidad de alguien que de repente se siente apartado de las normas sociales y trata de sobrevivir entre ellas, y el retrato de una sociedad infectada por la intolerancia y por el prejuicio que busca enfermedades imaginarias para marcar su propio territorio moral. Luisgé Martín (Madrid, 1962), autor de la imprescindible La mujer de sombra, nos regala otra obra maestra.

5. Tú no eres como otras madres, Angelika Schrobsdorff (Periférica & Errata Naturae, 592 páginas).

Schrobsdorff reconstruye la vida real e inconformista de su madre, una mujer nacida en una familia de la burguesía judía de Berlín, liberada de prejuicios y deseosa de casarse con un artista (y no con el “exce¬lente partido” que le han buscado). Else vivirá el nacimiento de un nuevo mundo junto a la culta bohemia de los locos años veinte, un periodo en el que tendrá tres hijos de tres padres diferentes, fiel a las dos promesas que se hizo de jo¬ven: vivir con la máxima intensidad y tener un hijo con cada hombre al que amara. Es, por tanto, la historia de una mujer singular que será arrollada por aquello mismo en lo que se negaba a creer: el presente.

6. Los muchachos de zinc, Svetlana Alexiévich (Debate, 336 páginas)portada-los-muchachos-de-zinc

La devastadora guerra de Afganistán provocó más de 50.000 bajas soviéticas (los muertos volvían a casa en ataúdes de zinc sellados mientras el Estado ni siquiera reconocía el conflicto). Los muchachos de zinc generó una inmensa polémica cuando fue publicada originalmente en la URSS: acusaron a Svetlana Alexiévich de escribir un «texto fantasioso lleno de injurias» cuando lo cierto es que la autora bielorrusa, premio Nobel de 2015, se limita a ofrecer el testimonio cándido y emocionante de los oficiales y los soldados rasos, de las enfermeras y las prostitutas, de las madres, los hijos y las hijas, sobre la brutalidad de la guerra y sus duraderos efectos.

7. Viva, Patrick Deville (Anagrama, 256 páginas).

México, 1937. León Trotski y su esposa, Natalia Ivánovna, desembarcan del petrolero noruego Ruth en el puerto de Tampico. Huyen de Stalin, y los acogerá en su casa la pintora Frida Kahlo. Por aquellos años, en Cuernavaca, el escritor británico Malcolm Lowry invoca sus demonios, bebe y escribe Bajo el volcán. El escritor francés Patrick Deville, autor de la celebrada Peste & Cólera, transporta al lector al México de la década de 1930, un hervidero político y cultural donde se cruzan o viven sin llegar a cruzarse jamás expatriados y autóctonos que van a forjar revoluciones políticas y estéticas que dejarán huella en el siglo XX.

8. Morir en primavera, Ralf Rothmann (Libros del Asteroide, 240 páginas).

Ralf Rothmann (Schleswig, 1953), considerado por Peter Handke el autor alemán «más representativo de su generación», rememora en Morir en primavera el final de la segunda guerra mundial, cuando en febrero del año 1945 el ejército alemán está a punto de sucumbir ante la ofensiva aliada. Walter y Friedrich, dos amigos de diecisiete años que trabajan en una vaquería, creen que nunca serán llamados a filas y trazan planes para el futuro, pero acabarán siendo reclutados y asistirán al caos provocado por la desbandada nazi.

9. Brújula, Mathias Enard (Mondadori, 448 páginas).

En su apartamento de Viena, mientras empieza a nevar, el musicólogo Franz Ritter evoca los lugares que han marcado su biografía intelectual y sentimental. Durante esa noche de insomnio desfilan por su mente amigos y amores, músicos y literatos malditos, viajeros y mujeres aventureras de procedencia y destino inciertos, todos tocados por el hechizo de Oriente Próximo. Sus pensamientos más profundos los reserva para Sarah, mujer de la que ha estado enamorado veinte años. Mathias Enard (Niort, 1972), uno de los pesos pesados de la narrativa francesa actual, logró el prestigioso premio Goncourt con esta novela.

10. Magistral, Rubén Martínez Giráldez (Jekyll & Jill).

La novela española más discutida –elogiada y vilipendiada a partes iguales– de este 2016 es un alegato en contra de la literatura domesticada, un grito a favor de la posibilidad de gritar, en este mundo nuestro de redes sociales que te invitan amablemente a que no levantes la voz. En la línea del Juan Goytisolo de Reivindicación del conde don Julián, invocando al experimental Ben Marcus, Martínez Giráldez firma un libro incómodo y (realmente) necesario, que obliga a pensar en el español y en la literatura de hoy, ofendiéndonos a todos sin ofender a nadie.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s